27 may. 2012

Chica nueva en la oficina, se llama Ragazza y es divina...

Mirando la pantalla, auriculares puestos, heavy metal a un volumen brutal, intentando transcribir la letra de “Madre, soy cristiano homosexuá” del gran José Ángel. Noté que había como una disonante y lejana voz que me confundía, ya que no la había oído antes en ninguna de las doscientas cuarenta y ocho veces que había escuchado la canción. Alzo el cuello elevándolo por encima de mi cubículo, miro a la izquierda y veo a Conguito, miro hacia arriba y veo el techo, miro hacia abajo y me veo el pene, lo admiro y pienso: luego le doy las gracias a mis padres por hacer algo bien, por fin miro a la derecha “coño los hermanos calatrava!!!, ah no, es PornoGranjero, veo que está haciéndome aspavientos y moviendo la boca de manera exagerada. Me quito el auricular izquierdo de mala gana y le pregunto.

     - ¿Qué es tan importante que osas molestarme en mi concentración?
    
     - Qué viene la nueva, que viene la nueva… el Pivón –acompañado de grotescos y obscenos movimientos de su lengua saliendo de su boca.

Resulta que tenemos chica nueva en la oficina, se llama faralá y es divina… esto… que tenemos chica nueva en la oficina. Viene a sustituir a LaEspiada que hace unos días se fue, se quejaba de que veía, oía y sentía cosas raras, se sentía observada por sus compañeros y por su ordenador…  qué cosas se imagina la gente!!
Volviendo a Pivón, la vimos entrar como un ángel alado que guiaría nuestro destino, era joven, alta, mona… todo lo contrario a los orcos que nos encontrábamos haciendo como que trabajamos en esta sala. Vi que la iban presentando a cada uno de los orcos de la sala, raudo y veloz me fui al baño a practicar con el espejo el saludo inicial, dos muerdos sin posibilidad de que me haga la cobra, paré en el momento que entró la mujer de la limpieza y me vio subido al lavabo morreándome con el espejo. Vuelvo a mi sitio y veo que se acercan, el corazón me late muy rápido, se desboca, me sudan las manos, se me seca la boca, me levanto para ser presentado y oigo refiriéndose a mí:

     - Este no recuerdo como se llama, da igual, no vas a trabajar con él, vamos al siguiente.

Desolado me quedé. Oigo voces… otra vez… ah no, es PornoGranjero que me saca de mi estado de shock.

     - ¿Has visto a la nueva?.

     - No, soy ciego.

     - Está güena eeeeh.

     - No sé a qué sabe, no la he podido lamer.

     - La daba con todo lo duro.

     - ¿Lo duro? ¿Con la mesa de madera maciza?

     - He pedido a mi jefe que me cambie de sitio.

     - ¿Te has cansado de mi? ¿Ya no te gusto?

     - En el otro sitio voy a tener mejores vistas.

     - Qué bien ¿vistas a la montaña?

    - Así estoy cerca de mis compañeros de equipo.

     - Yo soy de tú equipo ¿dónde te cambias?

     - Enfrente de Pivón ¿Tengo o no tengo mejores vistas? Así la como la oreja y en un par de días la tengo loquita por mí.

Mientras tenía esta conversación veía atónito en la pantalla de PornoGranjero un video de 2 chicas retozando en una bañera de barro totalmente desnudas. Así fue como mi compañero de los últimos 3 años me abandonó por tener mejores vistas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario