15 feb. 2012

Pingüi

9:47 am. Entra en la sala un personaje al que denominaremos espécimen número 1. Extrañado por  tales horarios de llegada pregunto a mi compañero de enfrente quién es este espécimen y qué son estos horarios. Amablemente me cede la hoja de normas en la que veo que la hora de entrada son las 7:30 am y se sale a las 18:00 pm, y que el cumplimiento del horario será estrictamente vigilado. Pienso “qué horario más chuli se marca el amigo”. Además de esto, mi compañero me informa de que su nombre científico es: Pingüino, que proviene de esos días laaaargos de agosto, con el sol dándote todo el día en la chepa y reflejado en la pantalla y en el que la sala se convierte en un auténtico horno… casi deshidratado, te levantas con apenas fuerzas, abres la ventana con la esperanza de que una suave y leve brisa entre y alivie efímeramente los males que todos estamos padeciendo y mientras vuelves a tu sitio oyes un estruendo proveniente de la misma ventana que acabas de abrir. Miras y ves que Espécimen nº1 con cara de mal agüero ha cerrado de manera malhumorada la ventana. Exclamas: “hace torrada!!!!!,  si no es molestia de vuesa merced podría explicarme ¿Por qué cierra nuestra única fuente de alivio?”. Respuesta: “Porque entra frío, me estoy congelando y se me están poniendo tiesos los pezones”. 
Después de esta presentación por parte de mi compañero le observo. Se sienta. Abre un cajón y saca una caja de cereales. Abre otro cajón y saca un cuenco y un brick de leche. Observo y veo como se prepara encima del teclado un desayuno abundante, rico y excelente en vitaminas A, B, XX y XY. Veo como hace aparecer una cuchara enorme y de manera mecánica comienza a zamparse los cereales. Decido acercarme y presentarme, pero justo cuando estoy a punto de interrumpirle en su modesto ágape, aparece el jefe supremo de la sala: Borracho Boss con intención de hablar con Pingüi. Cohibido por la cara de mala hostia que se dibuja, inicio una sutil y silenciosa retirada hacia mi cueva sin perder de vista tal encuentro.
Borracho Boss: Pingüi!!!!! Quiero hablar seriamente contigo AHORA!!!!
Pingüino se vuelve. Borracho Boss observa con incredulidad que Pingüi se encuentra desayunando en su puesto de trabajo y con el MARCA abierto de par en par sobre el teclado.
Borracho Boss: Uysss… perdona, perdona, no sabía que estabas ocupado desayunando. Cuando termines me gustaría hablar contigo, si no tienes inconveniente.
Pingüi, con un hilo de leche escapando por la comisura izquierda de sus labios, dice de manera ininteligible acompañado de múltiples aspavientos: Ungahgrrrrounf churranda!!!! mientras Borracho Boss retrocede a su cueva.
10:35 am. Pingüino termina de desayunar y con cierto hastío se levanta al baño para fregotear los cacharros.
11:07 am. Pingüino vuelve con los cacharros limpicos y relucientes.
11:12 am. Pingüino decide ir a hablar con Borracho Boss.
11:15 am. Pingüino sale del despacho de Borracho Boss haciendo gestos obscenos y clamando múltiples alabanzas a la madre de todo el mundo. Lo único que consigo entenderle es: “Qué poca vergüenza, mañana una reunión a las 8:10 de la mañana!!!! QUÉ HORAS SON ESAS?, QUIÉN PONE UNA REUNIÓN A ESA HORA? JODER, QUE LA GENTE TIENE QUE DORMIR!!!”.

1 comentario:

  1. Que cabrón que mal me cae, y eso que no le conozco, pero por aquí también hay uno de esos sujetos expertos en tocarse los huevos dando la impresión de ser el más currela y que encima tienen la desfachatez de acusarte a tu jefe (por supuesto nunca te lo dirían a tí a la cara) cuando incuples alguna norma estúpida como por ejemplo no llevar puesta la corbata y mientras tu jefe te recrimina tu mala acción, con una mirada en los ojos diciendo "si, lo sé, es una gilipollez pero el mamón éste me lo ha dicho y no puedo hacerme el longui" el joputa a distancia niega con la cabeza murmurando "es que hay gente que no sabe ser responsable".

    ResponderEliminar